• Educación integral: Nuestro proyecto favorecerá el desarrollo integral del
niño/a en los terrenos emocional, físico, intelectual, social y artístico. Dando la
misma importancia a todos ellos, entendiendo la educación como un proceso
de aprendizaje que incluye todas estas facetas.
• Educación a demanda, siguiendo los intereses propios del niño, acompañando,
escuchando y observando para poder atender las necesidades de su desarrollo.
• Coherencia escuela-familia. Los principales responsables de la educación de los
niños somos los padres y madres. Debe haber una coherencia entre los
planteamientos pedagógicos de nuestro proyecto y las familias.
• Acompañamiento personalizado: Para ello, es indispensable que la ratio sea
baja, cuidar el crecimiento de la escuela, y seguir siendo un centro familiar, para
poder garantizar la atención personalizada a cada niño y su familia.
• La importancia de una estructura, límites y orden claros, que permitan al niño
estar seguro y favorezcan el ambiente relajado.
• La importancia de la Asamblea. Los niños crean y participan de esta escuela viva.
• Contacto con la naturaleza: Ofrecemos un espacio en un entorno natural y
tranquilo. Además, contamos con la posibilidad de acceso permanente al campo.
• Bilingüismo. Apostamos por una educación bilingüe y un entorno multicultural.